viernes, enero 05, 2007

Historia del Atleti, cap.14. Don Vicente Calderón

Vicente Calderón presidente

En la asamblea que el Atlético de Madrid celebra, el 17 de marzo de 1964, queda nombrada por votación la nueva JuntaDirectiva: Presidente, Vicente Calderón; vicepresidente, Jesús Obregon; secretario, Arturo Manrique; tesorero, Mariano Romero; contador, Bruno Martin; vocales, José de Juste, Ramón María Arroyo, Conde de Cheles, Doctor Tomas Epeldequi, Rafael Peigro Alos, José Luis Cuevas y Antonio Diana García Bermejo. En el mes de marzo de 1964, ya hay otra realidad en el Atlético de Madrid, ha subido en el termómetro clasificatorio de la Liga, en diez partidos seguidos, puntuando y soltando el lastre total 0 de negativos. Termina el Campeonato de Liga y desaparece la zozobra en el Club rojiblanco.

Se traen refuerzos para el equipo, el madrileño Luis Aragonés, el canario Julio Santaella "Colo" y el catalán Miguel Martinez, los tres procedentes del Real Betis y el hondureño Cardona del Elche; En el mes de abril de 1964, se organiza un partido amistoso con el Peñarol de Montevideo para presentación de los nuevos fichajes y despedida de Ramón Grosso que tan buen rendimiento ha dado. El Atlético alinea a Madinabeytia (San Roman); Colo, Griffa (Martinez Jayo), Calleja; Rivilla (Ramiro), Martinez; Cardona, Luis, Grosso (Ribes), Adelardo y Collar. Cuando el Atlético tiene su tarde hay que descubrirse y en esta ocasión da una lección de fútbol, ganando por dos a uno, con goles de Ramiro y de Luis por los locales y del extremo izquierdo Joya por los uruguayos. En la Copa el Atlético elimina al Club Deportivo Málaga. El 3 de mayo de 1964, en La Rosaleda, gana por 2 a 0. En Madrid, el 10 de mayo, registra un 7 a 0 a su favor. Corresponde en el sorteo el Real Club Celta. En Madrid, 20 de mayo, Atlético 3, Real Club Celta 0; en Vigo, 17 de mayo, Real Club Celta 2, Atlético de Madrid 1. En cuartos de final, los rojiblancos se enfrentan al Real Madrid. El 23 de mayo, en el Estadio Bernabeu y 31, en el Metropolitano. Con sendos empates a uno y a dos tantos. En el tercer partido, para desempatar, 3 de junio, en el Estadio Metropolitano, vence el Atlético por 2 goles a 1. El Atlético sacó a Madinabeytia; Rivilla, Griffa, Calleja; Ramiro, Glaria; Cardona, Luis, Mendoza, Adelardo y Collar. El Real Madrid a Araquistain; Miera, Santamaria, Pachin; Felo, Zoco; Amancio, Pipi, Yanko Daucik, Grosso y Gento. En el camino hacia la final el Atlético de Madrid vence por tres goles a uno, el 7 de junio, al Valencia en el Metropolitano y empata a uno, el día 28, en Mestalla. El Real Zaragoza y el Atlético de Madrid los dos finalistas se enfrentan el 5 de julio de 1964, en el Estadio Bernabeu, con arbitraje del navarro Zariquiegui. Por los maños juegan: Yarza; Cortizo, Santamaria, Reija; Isasi, Pepin; Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra. Por el Atlético Madinabeytia; Rivilla, Griffa, Calleja; Ramiro, Glaria; Cardona, Martinez Jayo, Jones, Adelardo y Collar. El Real Zaragoza que ostentaba el título europeo de Campeón de la Copa de Ferias, consigue hacer doblete al vencer al Atlético de Madrid con dos goles de Lapetra y Villa, frente a uno de Cardona.

Madinabeytua, Griffa, Colo, Glaria, Ruíz Sosa, Rivilla
Ufarte, Adelardo, Mendoza, Luis y Collar

En junio de 1964, el Atlético se hace con los servicios futbolísticos del formidable extremo José Armando Ufarte "Español", nacido en Pontevedra y procedente del equipo carioca Flamenco, en el que se había formado como futbolista. Esta adquisición es una prueba mas de la nueva política de la Directiva rojiblanca de apuntalar el equipo para colocarlo en la cúpula del fútbol español. Sus destacadas cualidades son contrastadas en la gira que el Atlético de Madrid realiza por doce países sudamericanos con balance positivo. También se incorpora al Atlético de Madrid el delantero centro paraguayo Eulogio Martínez, exjugador del F.C. Barcelona y anteriormente del Elche, uniéndose a la expedición rojiblanca en la ciudad de Asunción. Las confrontaciones se inician en Argentina donde juegan, el 9 de julio, con el Racing de Buenos Aires, ganando estos por un gol a cero. En Uruguay disputan un partido al Peñarol de Montevideo, el 12 de julio, que termina con el marcador a favor de los locales por uno a cero. Después de estas dos mínimas derrotas comienzan los resultados favorables. En Paraguay, frente al Guaraní de Asunción el Atlético de Madrid, el 19 de julio, vence por dos a cero. Marchan a Bolivia, el 26 de julio, confrontación con el The Strongest de La Paz que ganan por cuatro a uno. En Ecuador, el Atlético de Madrid, juega el 2 de agosto contra el Aucas de Quito, con resultado de cinco a dos a favor de los rojiblancos. El 5 de agosto, los madrileños juegan ante el Emelec de Guayaqui y logran ganar por dos a cero. Por ultimo, en Venezuela disputan un encuentro con el Deportivo Caracas y se apuntan la victoria por tres a uno. Buen resultado el de esta gira con la excepción de la nota triste que después tendría trágicas consecuencias de la grave enfermedad que súbitamente afecto al jugador Miguel Martinez, en Montevideo en vísperas del partido con el Peñarol. Como carcoma en madera, un agente extraño le daña el cerebro y le provoca una mensefalitis. Debidamente atendido por el medico del Club, doctor Gariazabal y por eminentes doctores del cuadro facultativo del Hospital Británico de uruguaya, sin escatimar nada, no logran recuperarle del estado de coma. Acompañado de su esposa y de su hermano, el malogrado jugador llega a Madrid el 2 de agosto, siendo internado en la habitación 458 de la Clínica de la Concepción. El Doctor Sixto Obrador ratifica el diagnostico: obstrucción de la arteria vertrolumbar del cerebro, pronostico desesperado. Al margen de la triste expresión que conmociona el animo de todos, el Atlético continua los fichajes, se concretan los de Mario Vega, jugador del Defensor de Lima y el del paraguayo Alejandro Fretes, procedente del Racing de Santander. El popular y querido masajista Rafael Greno"rafa", que lleva 25 años en el Club, dimite al regreso de la gira de América y ocupa su puesto Carlos Rodrigo. Sabino Barinaga pasa a secretario técnico y del puesto de entrenador se encarga el brasileño Otto Bumbel. Posteriormente llega el fichaje del ex-sevillista Manuel Ruiz Sosa.

De nuevo se esponja la ilusión de los rojiblancos. En la nomina del Atlético de Madrid para la temporada de 1964-1965, figuran Madinabeytia, San Roman, Rivilla, Martinez Jayo, Calleja, Colo, Zamanillo, Ruiz Sosa, Ramiro, Glaria, Ufarte, Luis, Cardona, Mendoza, Fretes, Adelardo, Olalde, Rodri, Griffa, Collar, Polo, Amador, Ribes, Jones, Eulogio Martinez, Mario Vega y Trallero. Entre este copioso grupo se perfila el equipo titular que a través de la temporada alinearía Otto Bumbel, Madinabeytia, Rivilla, Griffa, Calleja, Ramiro, Glaria, Ufarte, Luis, Mendoza, Adelardo y Collar. Para los primeros relevos están preparados Colo, Martinez Jayo, Ruiz Sosa, Cardona, Eulogio Martinez, Jones, Fretes y Ribes. El Atlético de Madrid se enfrenta en partido amistoso al Inter de Milán, el 3 de septiembre de 1964, jugado en el Estadio Metropolitano, que termina con empate a dos goles. El equipo italiano entrenado por Helenio Herrera posee un espléndido plantel cuajado de internacionales de su país, mas los españoles Joaquin Peiro y Luis Suarez y el brasileño Jair, como corresponde a un flamante Campeón de Europa: Sarti; Bunich, Guarmieri, Facchetti; Tagnin, Pichi; Jair, (Domeghini), Mazzola, Peiro, Milani, Suarez y Corzo. Aún antes del comienzo de la Liga, el Atlético celebra el 9 de septiembre, otro partido amistoso en el Metropolitano, ante la Real Sociedad y golea por cinco a cero. Estos encuentros sirven para tomar el pulso de posibilidades del Atlético para la temporada que alborea de 1964-1965 y ya vibra el eco del entusiasmo rojiblanco con el metal de los triunfos. En la Junta General que celebra el Atlético, el 13 de septiembre de 1964, la Directiva apunta un resurgimiento del Club en perspectiva y aprueba el presupuesto para la temporada que se eleva a cuarenta millones doscientas ocho mil novecientas ochenta y cuatro pesetas, con la total adhesión de compromisarios y socios. En el comienzo de la Copa de Ferias el Atlético de Madrid empata a dos goles con el Servette, en Ginebra, el 13 de septiembre. En el Metropolitano lo golea por seis a uno, el 7 de octubre ofreciendo una exhibición brillante con juego de gran espectacularidad. En el Atlético se trabaja bien y no se descuida el mas mínimo detalle para mantener en forma a cuantos jugadores habitualmente no se alinean con el equipo titular. Con este fin se organiza, el 28 de octubre, un partido amistoso con el Granada Club de Fútbol, que ganan por uno a cero y destaca el juego de Trallero, Olalde y Ribes. Los rojiblancos Rivilla, Calleja, Glaria, Adelardo y Collar son llamados por Villalonga para jugar contra Portugal, con la Selección A, Ufarte y Luis con la Selección B.

Se abre nueva ronda de la Copa de Ferias en Dublin, el Atlético de Madrid se enfrenta en el Estadio Dalymount Park al Sholbourn A.F.C., donde, el 25 de noviembre, gana uno a cero. El Atlético obtiene el 2 de diciembre en el Metropolitano, el mismo resultado y se anota la eliminatoria a su favor. En un paréntesis de la Liga, el Atlético de Madrid acude a jugar el 28 de diciembre, al Estadio de San Siro de Milán, frente al Inter, Campeón de Europa y Campeón Intercontinental. Los rojiblancos con la alineación habitual de la temporada que tan marcada huella ha dejado en la historia del Club, por su inmensa calidad ofrece a los milaneses una autentica exhibición, a escala europea, de verdadera antología futbolística sellada con el resultado de cuatro a dos a su favor. El juego del Atlético, como manzana madura, esta en sazón y se suena en nuevo florecer de triunfos y títulos. Antes que termine el año 1964, el 27 de diciembre, amanece borrascoso en Zaragoza para el Atlético de Madrid. El encuentro de Liga en la Romareda contra el titular de la capital de Aragón tiene un balance negativo para el equipo rojiblanco. Hace un partido extraordinario, merece el triunfo, pero no ha contado con el arbitro vizcaino, Gómez Arribas. La dureza con que se emplea la defensa local, metiendo la espuela, no sancionada, tiene como consecuencia la grave lesión de Collar, que resulta con fractura de la tibia de la pierna izquierda. Desastrosa actuación arbitral, autentico cúmulo de errores: Mendoza es zancadilleado en el área por Santamaria y el arbitro no ve el penalti. Gana el Atlético por uno a cero, en un avance del Real Zaragoza, llega el gol del empate, como consecuencia de un agarrón a Glaria que le desplazan del balón y tampoco se sanciona. En la redacción del acta del partido, el arbitro falsea frases, que pone en boca de Glaria, expresiones distintas a la realidad, sin excusa de que "algo" le han dicho, asimismo el entrenador Otto Bumbel, desgranando ambos su indignación con mal humor. La guerra es mala y barbara, lo de Zaragoza le cuesta al Atlético de Madrid perder por lesión a su jugador mas emblemático. En el año nuevo, 1965, el 6 de enero, festividad de los Reyes Magos, el Atlético de Madrid, celebra el homenaje a su formidable jugador internacional, el madrileño Alberto Callejo, que se retira del fútbol activo después de quince años en el Club rojiblanco. El madridista Amancio y el exrojiblanco Joaquin Peiro, actualmente en el Inter de Milán, se suman al acto que se tributa al amigo y colega. Todos quieren jugar, todos quieren participar, en el encuentro entre el Atlético y el Toulouse que depara buen juego y gana el equipo rojiblanco, por dos a cero, con esta formación: Madinabeytia; Rivilla (Colo), Callejo (Griffa), Calleja; Glaria (Martinez Jayo), Ruiz Sosa (Glaria); Ufarte (Cardona), Amancio (Adelardo), Mendoza, Luis, Peiro, Miguel (Mario Vega). En la semana del 17 al 24 de enero de 1965, el equipo del Atlético afronta cuatro compromisos futbolísticos y cumple con éxito. En partido de Liga en el Metropolitano, gana a la Unión Deportiva Las Palmas por dos a uno, hace un acoplamiento de efectivos entre la plantilla, prepara las maletas y vuela a Río de Janeiro para participar en el Torneo del Cuarto Centenario de la Ciudad Carioca, que se celebra bajo fuertes aguaceros que dejan embarrado el Estadio de Maracana. El primer encuentro lo gana el Flamengo por uno a cero pese a que el Atlético hace un buen juego, pero falla estrepitosamente goles cantados ante la portería contraria. Los rojiblancos alinean a Madinabeytia, Polo, Griffa (García), Martinez Jayo (Zamanillo), Rivilla, Glaria, Ufarte, Fretes, Eulogio Martinez, Trallero (Ribes), Mario Vega (Trallero). La Selección Nacional de Alemania Oriental es el otro rival del equipo madrileño en Maracana. El encuentro entre ambos queda en tablas, marcando un gol por cada parte. El equipo colchonero que cumplió bien ante esta fuerte selección fue Madinabeytia, Rivilla, Griffa, Zamanillo, Glaria, Martinez Jayo, Polo, Ribes, Jones, Trallero y Mario Vega. De regreso a España al equipo madrileño le espera, en Riazor, el Real Club Deportivo de La Coruña, partido de Liga que ganan los rojiblancos por uno a cero. El miércoles 3 de marzo, el Atlético de Madrid liquida en el Metropolitano la eliminatoria con el Royal F. C. Liegeois. La urdidumbre de las competiciones futbolísticas obliga al Atlético a atender un compromiso cuando todavía no acaba de salir de otro. El 7 de marzo de 1965, en el Estadio Bernabeu acude a su compromiso del Campeonato de Liga ante el Real Madrid, por los blancos se alinean: Betancort; Miera, Santamaria, Pachin; Muller, Zoco; Serena, Pipi, Grosso, Pirri y Gento. Por el Atlético, Madinabeytia; olo, Griffa, Calleja; Ramiro, Glaria; Ufarte, Luis, Mendoza, Adelardo y Cardona. Con buen juego y gol de Mendoza se materializa la superioridad rojiblanca entre los eternos rivales madrileños. Van cubriéndose las jornadas ligueras y el Atlético de Madrid tiene a su alcance el titulo de Campeón, pese a las lesiones y los arbitrajes, en las dos ultimas jornadas se escapa despectiva la oportunidad ultima. La clasificación definitiva proclama Campeón Real Madrid con 47 puntos, Subcampeón Atlético de Madrid 43 puntos, Real Zaragoza (40), Valencia C.F. (38), Córdoba (35), F.C.Barcelona (32), Atlético de Bilbao (32),
Elche (31), Unión Deportiva Las Palmas (29), Sevilla C.F. (26), Real Club Deportivo Español (25), Real Betis (23), Real Murcia (23), Unión Deportiva Levante (21), Real Oviedo (20), Real Club Deportivo de La Coruña (15). A1 final de la Liga una noticia sorprende a los seguidores rojiblancos, el delantero centro Yanko Daucik que había pertenecido al Club en calidad de amateur vuelve al equipo hasta el 30 de junio próximo. El Atlético ha quedado a un paso del titulo de Liga, en sus jugadores fluye una savia interior de esperanza para conseguir el Titulo de Copa. La eliminatoria con el Onteniente, resulta fácil ganando por uno a cero en el Campo de este y por cinco a uno, el 14 de mayo, en el Metropolitano. El Atlético de Madrid que había quedado exento por sorteo de jugar los cuartos de final de la Copa de Ferias, en semifinales le toca enfrentarse con la Juventus de Turín que entrena el paraguayo y jugador exrojiblanco, Heriberto Herrera, equipo en el que juega el español Luis Del Sol. El 19 de mayo gana el Atlético por tres a uno. En el partido de Turín, el 26 de mayo, se da el mismo resultado, pero a favor del equipo italiano. Hay que desempatar en virtud de lo reglamentado, debe hacerse un sorteo para designar donde se juega el tercer partido, Madrid o Turín. Los directivos de la Juventus proponen jugar en campo neutral. Los directivos del Atlético protestan porque no es lo preceptivo. Aunque al final acceden a jugar en Ginebra. Entonces se presenta una reclamación del F.C. Barcelona, que en su eliminatoria, en esta competición, han tenido que jugar en campo neutral. En todas estas cuestiones interviene el mal recordado representante español en la U.E.F.A., Francisco Roman Cenarro, quien se traslada a Zurich y contra los intereses del Atlético de Madrid, permite un sorteo de forma siniestra, sin representantes de los dos clubes contendientes para designar el terreno de juego del desempate, que casualmente resulta ser el Estadio Comunale de Turín. El Club rojiblanco duda en seguir o retirarse de la competición y termina por acudir a Turín. Después de tanta irregularidad se celebra el partido el 3 de junio de 1965, que tiene características de batalla campal. El arbitro suizo Heymann actúa de manera muy parcial perjudicando al equipo español que queda eliminado por tres goles a uno de forma tan lamentable. Después del desagradable partido de Turín, el Atlético de Madrid triunfa sobre el Real Madrid en el Torneo de Copa. Se enfrentan Madrid y Atlético en el Bernabeu, el 23 de mayo, con poco juego y mucha "leña" ante la pasividad de un arbitraje casero. Los blancos en este primer encuentro ponen el marcador uno a cero a su favor. En el segundo encuentro de la eliminatoria de Copa, el 30 de mayo, que resulta como sabroso pan de blanca harina, por la brillante actuación de los atléticos que superan a los madridistas ampliamente por cuatro goles a cero, que no fueron mas por la extraordinaria actuación del guardameta Betancort. En cuartos de final el Atlético resuelve los partidos a su favor frente al Valencia, uno a cero, en Mestalla, y dos a cero en Madrid, con la grata novedad de la reaparición de Enrique Collar, después de seis meses inactivo por causa de su grave lesión en la pierna izquierda. En la semifinal con la Real Sociedad se produce el resultado de ocho a uno en Madrid a favor de los rojiblancos y de empate a tres en San Sebastián. Entre unas y otras vicisitudes es palpable que el Atlético de Madrid no ha perdido el rumbo y llega a la final de Copa ante el Zaragoza, que se juega el de junio de 1965, en el Estadio Bernabeu. Encuentro de gran emoción, los maños se imponen en el primer tiempo, pero no logran marcar gol. En el segundo tiempo el Atlético, con esencia y desmelenado de fútbol de ataque, surca el amplio rectángulo reiteradamente y Cardona logra marcar el gol del triunfo que hace al Atlético Campeón. Los defensores de los colores rojiblancos en esta ocasión son Madinabeytia; Rivilla, Griffa, Calleja, Ruiz Sosa, Glaria; Ufarte, Cardona, Mendoza, Adelardo y Collar. Los del Zaragoza Yarza; Reija, Santamaria, Zubiaurre; Enderiz, Violeta; Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra. Con el final de la temporada, colofón tan triunfal para el Club colchonero, el entrenador Otto Bumbel deja el Atlético y le sustituye el acreditado técnico Domingo Balmaya, que en sus tiempos de jugador militó mayormente en el F.C. Barcelona.

Tras la decepción de la Copa perdida en 1964 ante el Zaragoza por 2-1, los hombres dirigidos por Pedro Otto Bumbel vuelven a alcanzar la final y allí vuelven a verse las caras con el Zaragoza de los ‘Cinco Magníficos’. Sin duda, el equipo zaragocista más importante en la historia del club maño. Fue el 4 de julio y los aficionados se sorprendieron al ver que en la alineación de Bumbel no estaba Luis Aragonés. El año anterior, el 'Sabio' de Hortaleza se perdió la final por lesión, pero en ésta, el técnico se decantó por el hondureño Cardona en el equipo inicial. Una decisión que extrañó mucho a los seguidores del equipo rojiblanco.La experiencia del año anterior sirvió para ser más prácticos y el Atlético se puso el mono de trabajo. No se dieron tantos espacios a los Villa, Lapetra y compañía (un juego ofensivo estraordinario) con lo que se contrarrestó su enorme juego vertical.En un partido con pocas oportunidades, un disparo de Adelardo en la segunda parte rechazado por Yarza es rematado a la red por Cardona (min 65)para dar al Atlético de Madrid su tercer título, a Enrique Collar la tercera oportunidad de recoger de manos del General Franco el trofeo, y a Vicente Calderón conquistar su primer título como presidente, el primero de una exitosa trayectoria del mandatario que aún da nombre al estadio del equipo rojiblanco. El equipo colchonero saltó al terreno de juego con la siguiente alineación: Madinabeytia, Rivilla, Griffa, Calleja, Ruiz Sosa, Glaría, Ufarte, Cardona, Mendonça, Adelardo y Collar. El once que dio al Atlético el tercer título de campeón de Copa.Fue la última Copa de Campeones de España que los aficionados festejaron en el Metropolitano. A partir de ahí, el conjunto madrileño se trasladó a la ribera del Manzanares y los seis siguientes títulos fueron aplaudidos -después de conseguirse- a orillas del río Pocas horas después de terminar la final de Copa, los jugadores del Atlético de Madrid emprenden viaje hacia Venezuela para participar en el torneo Pequeña Copa del Mundo, en Caracas. En el Estadio Olímpico de la capital venezolana, gana el primer partido por tres a cero al Benfica. En el encuentro con el Deportivo Portugués vuelve a conseguir la victoria por un gol a cero, mientras que los lisboetas del Benfica se miden con el Deportivo Galicia. Vuelven a enfrentarse Atlético de Madrid y Benfica ganando estos por uno a cero. Por el gol averaje la Copa estaba ganada por el Atlético, inexplicablemente juegan una prórroga, marcando los lusitanos tres goles mas, razón que argumentan para llevarse el trofeo a sus vitrinas.

No hay comentarios: