lunes, octubre 16, 2006

Maxi y Petrov operados con éxito

El argentino Maxi Rodríguez y el búlgaro Martin Petrov, futbolistas del Atlético de Madrid, fueron operados este lunes con éxito de sus roturas en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, que les mantendrán aproximadamente seis meses de baja, informó el doctor Pedro Guillén, que dirigió la intervención. Las operaciones, primero a Maxi y posteriormente a Petrov, se realizaron en la Clínica Cemtro de la capital de España, donde el equipo del doctor Pedro Guillén realizó las intervenciones a ambos futbolistas, lesionados durante la última semana, el argentino el pasado miércoles y el búlgaro el sábado.

Guillén explicó que Maxi Rodríguez tenía una "rotura del ligamento cruzado anterior aislada", mientras que Petrov sufría esa misma lesión, pero acompañado por rotura del menisco externo, pero "sólo del 8 por ciento", aunque decidieron operarlo también de esa zona. "Maxi presentaba una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda aguda y se la ha practicado por artroscopia con túneles de 9 milímetros, una ligamentoplastia tipo T4 con tendones de pata de ganso. La plastia ha quedado muy fija", desveló.
"Petrov presentaba una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, más una lesión de menisco externo, de borde libre de sólo un 8 por ciento de menisco. Se le ha realizado por artroscopia tipo T4 con tendones de pata de ganso. La plastia ha quedado muy tensa", agregó. El doctor indicó, además, que también le habían extirpado el menisco al futbolista búlgaro, debido a que era una lesión reciente. "Si yo no veo ese sangrado no lo quito", comentó.
El doctor, en rueda de prensa, explicó que los futbolistas estarán ingresados 48 horas con una máquina de frío, "ciclos de crioterapia" y una venda blanca. "Entre seis o siete días iniciarán la fisioterapia. Es posible que antes empiecen a contraer el cuádriceps. Los puntos que se les dan se caen solos", indicó.
El médico fijó el inicio de la rehabilitación sobre la "cuarta semana", cuando iniciarán el "apoyo y abandonarán un bastón, con lo que se quedarán con uno solo". "El tendón podría resistir la actuación de un ligamento en el segundo mes, pero este tendón se tiene que transformar en ligamento. Antes de los seis meses nunca se ligamentiza un tendón. Puede que sean cinco meses y medio, seis y medio, siete...", afirmó Guillén.
En ese sentido, José María Villalón, jefe de los servicios médicos del Atlético de Madrid y que acompañó a Guillén durante la intervención a ambos futbolistas, recordó que la Liga acaba en junio. "Aproximadamente ciframos la vuelta en el mes de abril, con lo que les quedarían dos meses para poder jugar", apuntó. "Siempre que hablamos de una recuperación de un jugador se habla en el terreno de juego e integrado perfectamente en el grupo. Al jugador le veréis en el césped antes de abril, realizando ya ejercicios de carrera, de coordinación con balón... hasta que llegue la integración al grupo", explicó Villalón.
Guillén, por otro lado, recalcó que la rotura del ligamento cruzado anterior es una "autolesión y no tiene nada que ver con la entrada de uno. Como es una autolesión no tiene ninguna justificación. He tenido en la última semana de balonmano, que es suelo de madera, un jinete, un jugador de baloncesto...", añadió. "Ellos lo saben enseguida que les ocurre. El ligamento cruzado anterior produce menos incapacidad inmediata que un menisco, porque el menisco se interpone en el juego articular y no le permite ni flexibilizarla", continuó.
El médico admitió que es "muy difícil" saber la influencia del mal estado del césped del estadio de la Nueva Condomina en la lesión de Maxi: "Los terrenos malos son malos y los de madera son de madera. Puede haber influido, pero el mecanismo es una autolesión. Petrov se lesionó en un campo buenísimo".
Por su parte, Villalón consideró que la continuidad de Maxi sobre el terreno de juego durante unos minutos del encuentro del pasado miércoles ante España, después de producirse la rotura del ligamento cruzado anterior, "no le supuso ningún gesto de agravamiento ni ningún deterioro de ninguna de las otras estructuras de la rodilla".
Por último, el jefe de los servicios médicos del Atlético de Madrid afirmó que el estado de ánimo de ambos jugadores es "muy bueno". "Han bromeado incluso cuando uno salía y otro entraba al quirófano. El estado de ánimo es bueno, un hecho que nos ayuda a afrontar una recuperación mejor", concluyó.

No hay comentarios: